miércoles, 25 de mayo de 2011

The Colour, the Shape, THE RUN


Hace ya casi un mes que he empezado a correr casi cada día, no sabéis lo que me costó la primera semana mover el culo e ir al gimnasio antes de comer, pero al final el cuerpo se acostumbra a todo, hasta el punto de que si dejas de hacerlo un solo día una extraña sensación de culpabilidad se apodera de ti. Puedo decir con orgullo que he vuelto a hacer deporte después de tantos años , después de un tiempo de vida sedentaria total y la verdad que tu propio cuerpo lo agradece.


No hablo de sesiones maratonianas, ni mucho menos, tan sólo de practicar cada día (al menos de momento) 1 hora de actividad física en el gimnasio los días de trabajo gracias a 2 horas de intermedio que separan mi jornada laboral diaria. En vez de darme un paseo por el centro de Barcelona me voy a sudar un buen rato para después sentarme delante del ordenador renovado y sin la morriña de la siesta.

Por cierto mi disco de cabecera está siendo por excelencia el segundo LP de los Foo Fighters, me da un montón de fuerza y energía, de cabo a rabo me lo sé ya y no puedo concebir el inicio de sesión en la cinta sin un Monkey Wrench.


1 comentario:

Mr.lip dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.