jueves, 29 de julio de 2010

The Big To Do

Este disco me parece la polla. Se acabó el andarse por las ramas, hay veces que las cosas merecen ser dichas como son, sin delicadezas ni tonterías, y hoy me apetece gritarlo y que todo el mundo se entere. THE BIG TO DO ES UNA PUTA PASADA. El disco me caló a la primera escucha, pero es impresionante como crece con cada escucha. He perdido la cuenta de las veces que ha girado en mi plato, ya ni sé la de kilómetros que han recorrido sus temas en mi coche con el iPod, e incontable sería el número de las veces que viniendo del curro me he acordado de "en cuanto llegue a casa lo pincho". Su sonido es seguramente lo mejor que me he llevado a los oídos este año, así debe sonar un disco de Rock, con unas guitarras tan orgánicas que retumaban en tus entrañas, y unas composiciones que repasan lo mejor de America en las tres últimas décadas. Veo a Young, veo a Dylan, oigo a Springsteen, suena el mejor Rock de los 50, todo mezclado con una calidad enorme, utilizando las influencias al son de las canciones y creando un disco conceptual con cuerpo, sin fisuras y con mucha chicha, lleno de provisiones para perdurar en el tiempo y que de aquí a muchos años uno pueda sentirse orgulloso de la áctual década.
Me da vértigo cuando pienso en los discos que me quedan por escuchar de los Drive By Truckers, pero no tengo ninguna prisa, con este doble tengo para años.

2 comentarios:

nortwinds dijo...

amigo,no es que te lo parezca, es que lo es, un disco de ROCK con mayusculas pateando culos

sanfreebird72 dijo...

amén
saludos