lunes, 7 de julio de 2014

ROCK FEST 2014


La sensación que personalmente me queda después de esta ¿primera? edición del ROCK FEST es que la cosa ha ido más que bien. Si hago caso al tweet que la alcaldesa de Santa Coloma hizo ayer he de suponer que la respuesta de público fue la esperada (10.000 personas) y que si nada cambia mucho podemos esperarnos una segunda edición el año que viene. Eso espero la verdad porque una de las cosas que hablé con más de una persona era el "por fin un festi como Dio manda en Barcelona". Si, se agradece.

Como todo festival que se precie, y más siendo el primero, hubo carencias en algunos sentidos que creo son solucionables fácilmente y que confío que en el 2015 no se repitan. En mi opinión por ejemplo faltaban puestos de comida en el mismo recinto, tan sólo había un puesto de Falafel (y Crepes), otro camión con Pizzas y un tercer puesto de bocadillos de carne, kebabs y patatas fritas. Entre concierto y concierto la verdad que las colas eran notables. Todo lo contrario con la bebida, en ese sentido un diez, yo en todo el festival no hice jamás cola para surtirme de cerveza: muchos puestos y muchos camareros, las cosas como son. También faltaron más bancos o zonas para sentarse con sombra, al final era un poco triste ver como la gente se resignaba y se sentaba en el suelo. Por último me parece abusivo que 1 litro de cerveza cueste 9€, es un modelo de negocio comprensible, todos los festis abusan de esta manera y puedo llegar a entender la mentalidad del empresario, pero también estoy convencido que si sabes rebajar y ajustar más, aunque el margen de beneficio sea menor por unidad al final ganarían más. Seguro.
Pero bueno, he de decir que yo al menos no penalizo estrepitosamente a la organización, ahora es tiempo de tomar nota, hacer autocrítica y mejorar de cara a una posible segunda edición. Punto.


Musicalmente he de decir que el nivel general de las bandas fue de notable alto, casi todas estuvieron a un gran nivel de actuación sobresaliendo para mi por encima de todos HEAT. Los suecos a pesar de tocar a las 16:30h el sábado y con toda la solana que estaba cayendo dieron un excelente concierto. Si me los imagino tocando seis horas más tarde no sé que hubiera podido pasar. A pesar de su juventud el nivel de cada músico es altísimo y nos partieron el cuello con temazos como el inicial Point of No Return, Living on the Run, Beg beg Beg o In & Out Trouble. Muchas ganas de verles en sala pequeña, para mi confirmaron que son una de las bandas "nuevas" en mejor forma física de la escena.


A KTULU debía hacer unos 12 ó 13 años que no les veía. Su último disco ni lo he escuchado, y el anterior llamado "Show Caníbal" me gustó lo justo, pero de todas formas tenía muchísimas ganas de verles en directo y señoras y señores no me defraudaron para nada. Actuación cojonuda, con una intensidad soberbia, con unas ganas de comerse el escenario digna de admiración, y aunque el sonido no fuese todo lo magnífico que uno podía esperar sus temas sonaron atronadores. Aún tocando temas más recientes sabían lo que el público queríamos y nos lo dieron: Pura Vida, Biocontaminación, Delirium Tremens, Estereotipo... tremendos, si señor.


A KREATOR los esperaba como agua de mayo, era la segunda vez que los veía ( de la primera no tengo buenos recuerdos por temas que no vienen al caso) y el puñetazo en la cara que me llevé fue de lo más agradable. Cuando días antes vi su último DVD no esperaba sinceramente que volviesen a hacer un show igual, gracias a Dio me equivoqué y su show en este Rock Fest fue una versión reducida de Dying Alive. Los nuevos himnos de su último Phantom Antichrist en directo adquieren otra dimensión mucho más bruta, ganando enteros y los clásicos de la banda hicieron las delicias de todos, en especial Tomentor, Violent Revolution y Enemy of God. Al final la sensación que me quedó es de "tengo que comprar la entrada para la gira de otoño con Arch enemy a la de ya!" con eso lo digo todo.


Otros que triunfaron como la Coca-Cola fueron SABATON, ni ellos se lo creían como se entregó el público en su actuación. Es una banda que la verdad cae bien, la banda en directo se deja la piel, no paran de ir de un lado a otro y Joacim es un frontman con buen sentido del humor y siempre con una sonrisa entre tema y tema, es un tío que cae muy bien la verdad. Eso humanamente, musicalmente (que es lo importante) son adictivos, sus canciones son himnos que hacen que incluso el público que no les conoce se enganche a sus estribillos bélicos. Excelente la apertura con Ghost Division, su ya clásico Carolus Rex, sus nuevas bazas como Soldier of 3 Armies... No creo que a nadie le hubiera importado que tocasen media hora más.


Sobre el concierto de MANOWAR escucharéis opiniones para todos los gustos. Si no recuerdo mal ha sido la quinta vez que los he visto en directo desde 1997 y su primera gira de Louder Than Hell. Para mi fue un concierto correcto pero también muy mejorable. Por un lado tenemos el sonido atronador que sólo se ve empañado por el sonido de guitarra de Logan, que necesitaba más volumen, o al menos estar por encima de DiMaio, pero tanto grave no hace más que desmerecerlos como músicos. Tocaron entera la nueva revisión de Kings of Metal, cosa que se agredece porque quizás nunca más volvemos a escuchar en directo joyas como Kingdom Come, también cayeron clasicazos como el tema que da nombre al grupo o la increíble Sign of the Hammer. Uno de los puntos álgidos llego con Heart of Steel, preciosa puesta en escena pero que de nuevo me acordé de todos los antepasados de DiMaio cuando entran con esos graves a medio tema, lo dicho una lástima ese aspecto. La puesta en escena por otro lado es genial, la pantalla que llevan es de una definición sorprendente y aunque a mi todo ese rollo de meter documentales en medio del show no me guste una mierda, hay que reconocer que han intentado hacer algo diferente. Cosa que estaría bien si tocasen 3 horas, pero cuando tocas 1h y media has de ir a saco y tocar temas y temas.


Desconozco las razones por las que TWISTED SISTER salieron 30 minutos más tardes a tocar, y de 1h 15min que tenían previsto solamente interpretaron 45 minutos de música pero algo me dice que no fueron los "problemas técnicos" a los que hacían alusión para justificarse. No obstante, sea como sea, esos cuarenta y cinco minutos fueron demoledores, y esto lo dice alguien que no controla nada la discografía de la banda, exceptuando claro sus dos grandes clásicos. Envidiable el estado de forma de Dee Snider, el tío es un torbellino que justifico esa corta actuación con mucho rock en las venas.


Otros que tenían ganado al público de antemano eran los germanos GAMMA RAY, que si además le añades un setlist espectacular donde se tocan lo mejor de su último disco (Avalon y Hellbent) y sus clásicos más celebrados como Rebellion in Dreamland y Man on a Mission y por encima de todo ese clásico ochentero atemporal llamado I Want Out, pues bien, poco más que comentar. Encima Kai pasa por un buen momento vocalmente y la banda está super cohesionada en el escenario, así que no os sorprendáis si alguien os dice que con diferencia fueron de lo mejor del Rock Fest, sin duda fue de lo más auténtico.


Ay Yosi... siento mucha pena por Yosi y LOS SUAVES si soy sincero. A veces pienso que ojalá lo hubiesen dejado después de San Francisco Express. Si mi memoria no falla mi último concierto fue en Razz en la gira del "Si yo fuera Dios" y no tengo para nada un mal recuerdo, pero lo de este fin de semana fue muy bochornoso, y me jode, porque como siempre ha pasado la banda no falla y su éxito depende totalmente de como Yosi se despierte ese día. No tengo ni idea si Yosi está enfermo crónico con el tema de la bebida, lo que si sé es que el tío no interpreta ningún papel, sería muy absurdo que todo fuese teatro, porque no beneficia a nadie, si a su propia persona ni a la banda. Tengo claro que después de esto es difícil que pague una entrada para un concierto del cual no sé que esperar. 


Otros buenos conciertos fueron los de Stratovarius, los cuales ya se puede decir que están viviendo una segunda juventud con la nueva formación y donde sus temas más actuales poco a poco se hacen hueco entre tanto clásico. Lacuna Coil abrieron el festival sin pena ni gloria, se les nota las tablas pero eso no es suficiente para conquistar el mundo. Obús a pesar de tocar tan tarde el viernes demostraron que están muy enchufados y sus clásicos y no tan clásicos sonaron realmente potentes, no obstante está claro que es una banda de sala. Grande Fortu a odo esto. Baron Rojo cada vez que los veo tengo más claro que están en esto por el dinero, lo mejor que podrían hacer es dos cosas, o se reúnen de una puta vez para hacer lo que saben hacer o que lo dejen definitivamente, no merece la pena verles a día de hoy sin Hermes ni Sherpa. 

Del resto de bandas poco puedo decir, lo de las bandas tributo en la carpa tenía su gracia pero sigo diciendo que hay que apostar por bandas emergentes con temas propios. Me fastidió mucho perderme a Napalm Death y Alyanza (temas extra musicales que no vienen al caso hicieron que no estuviera ahí para verlos).

Lo dicho, deseo lo mejor a la organización, ahora es tiempo de reflexionar y más adelante decidir, pero espero que en el 2015 tengamos una segunda edición.

1 comentario:

Javi Díaz dijo...

Sí que fueron problemas técnicos lo de Twisted Sister, yo estaba en primera fila y el bajista y los técnicos se tiraron como 20 minutos montando y desmontando cables y cabezales del ampli de bajo. Algo les fallaba.