domingo, 14 de marzo de 2010

(500) Días Juntos (2009)

Fabulosa película romántica del año pasado, y que hasta ayer no he tenido la oportunidad de ver. Film ligero y refrescante donde nuestro protagonista (Joseph Gordon) se enamora de Summer, interpretada por la siempre bella Zooey Deschanel, y esta no cree mucho en el amor, para desgracia de nuestro protagonista.
La película esta montada de manera que va alternando los días desordenadamente, así se nos presenta al principio de la cinta el como acaba la relación y nos van descubriendo detalles de la misma durante la hora y media.
Lo dicho, film sin sobrecarga de kilos ideal para pasar un buen rato con destellos de comedia y pinceladas de drama.

1 comentario:

Kofi dijo...

Simplemente te pego lo que ya te dije en otro lado, que tu blog va muy rápido y la mayoría de las entradas se quedan sin comentarios. Y en esta no me apetece que sea así:

Me reí un montón con esta peli, en un momento en que la risa era lo que más necesitaba.

Lo peor, el previsible final; es el único punto en el que la historia falla. Mostrar como el final de una película el comienzo de otra es engañar la realidad. El amor es una puta mierda y el final de cada historia está en el fondo del lodazal, así que ahí debería haber quedado.

Esa conclusión que dejan se ve llegar desde el cuarto de hora de película. En cuanto ves que todo es una cuenta atrás, lo primero que tratas de pensar es qué sucederá en el número final. Lo más evidente es el reseteo, y a medida que vas viendo que no existe el camino de retorno, es la única salida para un final feliz. Me hubiera gustado un final más amargo, más crudo, y que cerrara la historia como realmente se cierran las historias.

Le dieron un consejo: no recuerdes sólo los buenos momentos, recuérdalo como fue. No creo que te atrevas a abrir otro libro si tienes presente esa moraleja del último que leíste. La única conclusión que saco de la última escena es que busca los buenos momentos cerrando los ojos a la experiencia, por lo que el ciclo de dolor no le respetará. Porque como dijo un buen amigo acerca del amor, sin saber que hablaba de ello: tio, creo que con la metadona no voy a dejar de ser yonki, y lo que da el caballo, nadie me lo ha dado.


Pero la prueba de que esa escena final es una cínica salida, es que la película comienza más allá del día 500, o sea, supuestamente más allá de la última página, después del olvido, dentro de la nueva felicidad, pero comienza con una dedicatoria: "Especialmente para ti, Jenny Beckman. Zorra". Dios, cómo huele a "espero que leas esto y sepas que no puedo olvidarte", a "quiero provocarte, quiero tu respuesta". Y lo mejor, que cabe la posibilidad de que la dedicatoria final no sea para Summer, sino para Autumn. Es fácil que no sea así, pero denle tiempo.

Lo mejor, el momento "Train in vain".