jueves, 23 de diciembre de 2010

Balada Triste de Trompeta (2010)


Hacía siglos que no me iba a ver una película al cine con este literalmente vacío: puro placer y comodidad, más hoy en día cuando en los últimos tiempos la poca educación se ha apoderado de muchos, sobretodo con el tena de los móviles. En fin, daría para otra entrada.

Alex de la Iglesia ha vuelto con fuerza, con un film notable y con un tacto que no recordaba desde la magnífica El Día de la Bestia. Soy seguidor de este tipo de cine, me gusta ver escenas que desentonan por lo tronchante que llegan a ser. Ver a un payaso a machetazo limpio merece un buen alago. Aunque el film, como es habitual en este director, después toma un cauce semi-distinto y con un ritmo frenético hasta el punto que el espectador no tiene la menor idea de por donde puede tirar la cosa. Esto algunos lo verán como algo negativo, para mi es un sello de distinción de De la Iglesia.

3 comentarios:

Benet García dijo...

Es una película que me atrae bastante verla, pero por otro lado, me huele a dura y cruel. Me da un no-se-qué de pesimista.

Anónimo dijo...

yo la fui a ver y me parecio brutal cruda en definitiva la hostia y carlos areces se merecia el goya y ademas era un proyecto personal de alex de la iglesia y tambien la pelicula habla de las dos españas enfrentadas

Anónimo dijo...

yo la fui a ver y me parecio brutal cruda en definitiva la hostia y carlos areces se merecia el goya y ademas era un proyecto personal de alex de la iglesia y tambien la pelicula habla de las dos españas enfrentadas