martes, 21 de julio de 2009

Lucinda Williams - Sala Apolo (BCN)

Y por fin Lucinda actuó y cerró su gira española en Barcelona, gira que empezó el 14 de julio en Bilbao y que en diferentes foros se ha hablado de sensacionales shows en todas las ciudades. Por eso había cierto mierdo que Barcelona, y más siendo lunes, se convirtiera en la actuación menor de la gira. Obviamente esto sólo podría asegurarlo alguien que haya presenciado todas las actuaciones, pero vamos, lo de ayer está lejos, muy lejos, de un mal show.

No en vano, si es cierto que debido a ciertos problemas con el sonido, a nuestra querida Lu le costó calentar y meterse de lleno en el show, en mi opinión tardó cinco temas en estar totalmente concentrada, y no fue hasta Drunken Angel que no se vivió un buen feeling en la Sala Apolo. Por cierto la sala registró una buenísima entrada para ser lunes y el elevado precio del tíquet.


Antes de entrar en materia quiero destacar muy gratamente la banda que acompaña a Lucinda, llamados Buick 6, los cuales hicieron de teloneros (y doblete) y tocaron una media hora interpretando canciones de su único disco, el cual me arrepiento profundamente de no haber comprado. Música instrumental con momentos muy álgidos, sobretodo cuando se alejaban del concepto más simple de banda de Rock y se ponían a experimentar con buenas harmonías y construcciones.


En cuanto a Lucinda Williams, prefiero empezar por lo negativo del concierto (nada grave): el comienzo frío que comentaba en el primer párrafo, la innecesaria versión de AC/DC, tema totalmente imprescindible en Little honey, pues doblemente sobrante en directo; y la duración del concierto que no llegó a la hora y tres cuartos. Sigo sin entender este tipo de cosas, con la cantidad de años que una artista de su tamaño lleva tocando no puede hacer una gira en un país completamente nuevo para ella y limitarse a toca menos de dos horas y media. En fin... lo de siempre.


Pero nada de lo anteriormente comentado ensombreció el grandísimo show que vimos, un servidor se emocionó con canciones como Essence, Changed the Locks, Out of Touch, Joy y la inconmensurable, atemporal y, permitidme el vacile, antiestilística Unsuffer Me, toda una lección de emotividad y sentimiento. Después hubo dos temas nuevos que creo no desentonan para nada entre tanto clásico, una es la animada Honey bee, que fue una inyección de ritmo y Rock n Roll, y mi favorita del último disco Little Rock Star, la cual se coló en el primer bis.


A Lu la vimos muy emocionada y agradecida en todo el concierto, es impresionante lo que emociona y llega su peculiar voz, en ese sentido puedo compararla con mi amada Björk, voces que salen desde las entrañas y la mala leche, la resignación y lás más profundas decepciones vividas a lo largo de su vida.


Como detalle el show se cerró con un tema que Lucinda interpretó (y leyó) en castellano llamado Adiós Corazón Amante, que bueno, personalmente hubiera preferido que cerrara con Blue por ejemplo, pero que fue un bonito detalle por su parte y que quiso agradar todavía más al público de aquí.


Lo dicho, no puedo más que rendirme a sus pies y esperar que no tarde en volver, imagino que viendo la reacción del público español y lo que ha llenado en las diferentes ciudades no le costará tanto decidirse a regresar, nosotros la esperamos con los brazos abiertos.



Setlist:
Real Love / Right in Time / 2 Kool 2 B 4 Gotten / People Talkin´ / Something About What Happens When We Talk / Drunken Angel / Changed the Locks / Out of Touch / Real Live B F... / Essence / Unsuffer Me / Come On / Honeybee / Joy / Righteously // Little Rock Star / It´s a Long Way to the Top // Adios Corazon Amante

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Desconozco porque no te había linkeado antes. Me han gustado tus últimas entradas. Te sigo.
Saludos
sfb72

Il Cavaliere dijo...

Veo que tu tambien has disfrutado de la experiencia Lucinda en directo.

Gran crónica

Saludos