jueves, 23 de julio de 2009

¿Qué comen los pollos? yo quiero lo mismo


Realmente al final me ha acabado sorprendiendo el disco de Chickenfoot, y lo que más me ha asombrado es la poca acogida que ha tenido dentro del mundillo, no sé si es que los nombres no motivan lo suficiente o es que la discográfica no se ha lucido excesivamente dándoles promoción, pero lo que está fuera de toda duda es la inmensa calidad del disco.

Ojo, no creo que sea ninguna obra maestra de nuestro tiempo pero ¿acaso hace falta ser tan crítico para no poder entusiasmarse uno con un álbum así? hoy en día parece que cuando se juntan ciertos nombres populares esperamos que nos entren a la primera las composiciones y que de no ser así sea una bazofia de música.

Pues señores, permítanme decirles que este disco, de marras, crece cosa fina con las escuchas, y sobretodo por el gran trabajo en conjunto del que está compuesto, y eso último que digo es algo realmente importante. Desde que el sistema de grabar discos ha cambiado las bandas ya no se reúnen en el garaje para componer, hoy en día el método de trabajo es que en cada banda exista un líder que componga todo y pase los mp3's al resto del grupo para que simplemente se aprendan sus partes, y eso queramos o no, resta mucha naturalidad a las canciones. Este no parece haber sido el caso de Chickenfoot, y es que la idea del grupo y el editar un disco han nacido de una forma muy natural, casi de casualidad y uno se alegra de que sea así.

Para mi el punto fuerte del disco es Satriani, ya era hora de escucharle en esta tesitura, canciones creadas a partir de un riff, concebidas para "gastarse" en el juego del Rock n Roll. Admiro a Joe, tengo la mayoría de sus discos en solitario, y la verdad que en los últimos discos se estaba repitiendo demasiado, creo que esta experiencia le va a ir estupendamente para refrescar ideas, o eso espero.



¿Qué decir del resto de la banda? impecables todos, sorprendente Sammy Hagar como conserva ese chorro de voz; Michael Anthony haciendo unos coros cojonudos; Chad Smith sigue siendo una locomotora cuando se pone a rockear. Geniales todos. De verdad espero que esto dure al menos un par de discos más.
Comentando las canciones, mis favoritas son Sexy Little Thing, Get it Up, Oh Yeah, Avenida Revolution y My Kinda Girl, esta última por cierto contiene quizás el mejor solo de Satriani del disco, impresionante. Repito, lo mejor del disco no son las canciones, sino las maneras de cómo está compuesto, ese feeling que uno percibe de unidad, de haber creado algo a gusto, sin presión, y con felicidad. Pocos discos creo que encontramos hoy en día con este sentimiento de libertad.
Si queréis pasarlo bien escuchando música de calidad, no espereis, darle ya al PLAY!

2 comentarios:

sanfreebird72 dijo...

El segundo mejor disco del año amigo! El primero es "Already Free" de Derek Trucks Band, que por cierto, veré el domingo por la noche en St. Feliu de Guixols.
Saluods, me gusta mucho tu blog tío, te tendrían que dejar muchos más comentarios. Abre una sección comentarios, reivindicate!
Saludos
sfb72

Mr.lip dijo...

Muchas gracias San, me alegro que disfrutes de mi blog :)

No sé a que te refieres con lo de "abrir una sección de comentarios"¿?